REDENTORISTAS EN VALENCIA

image

En 1926, recién llegados los primeros redentoristas al país, venidos de España, se celebran misiones en la diócesis de Valencia, ciudad capital del Estado Carabobo. Sin embargo, antes 1950 fueron escasos los trabajos apostólicos realizados por los misioneros en dicha diócesis. A partir de esta fecha, en 1950, 1953, 1954 y 1955, las incursiones misioneras por tierras carabobeñas se comienzan a multiplicar. El nombre de los misioneros redentoristas empieza a sonar entre el clero diocesano. El entonces obispo de Valencia Mons. Gregorio Adam, asiste a algunas de las últimas misiones, dadas por el P. Félix Martínez Moradillo y el P. Ángel Rodríguez Del Palacio (El Cambur, El Palito, San Esteban…), quedando entusiasmado y con la firme resolución de establecerlos en su Diócesis. En este mismo año, 1955, en los últimos de junio, el Sr. Obispo se comunica con el P. Eustaquio Villanueva, antiguo miembro de la Congregación, incardinado ahora en la diócesis, en estos términos: “sería la salvación” para la diócesis la llegada de los PP. Redentoristas, y que por lo que más quisiera los invitara a en su nombre a venir.


El P. Villanueva, aunque había dejado de pertenecer a la Congregación del Santísimo Redentor, seguía manteniendo muy buenas relaciones con los Misioneros Redentoristas. Él fue quien los llamó, en las últimas campañas, a misionar su Parroquia de la Pastora de Valencia y sus caseríos, lo que explica que el Sr. Obispo recurriera a su mediación. El P. Viceprovincial P. Vicente Berasáin, se hace cargo directamente del asunto y marcha con el P. Emilio Larrauri a Valencia para conversar con el Sr. Obispo Mons. Adam. Como resultado de esta conversación se recibe una llamada telefónica en Barquisimeto ordenando que el P. Ángel Rodríguez del Palacio suspenda el viaje a su recién destino de Maracaibo en espera de nuevas órdenes.

 

El 22 de junio de 1955 se presenta el P. Villanueva en San José de Barquisimeto con una carta del P. Viceprovincial en la que se ordena a los PP. Ángel R. del Palacio y Patricio Palacios Irabien salir cuanto antes para Valencia, para trabajar por algún tiempo en dicha Diócesis. Al día siguiente, 23 de junio, llegan a la ciudad de Valencia los Misioneros nombrados para establecer la fundación. El mismo día de su llegada les recibe el Sr. Obispo con estas palabras “la diócesis de Valencia está hoy de enhorabuena” y se les entrega, en presencia del viceprovincial, el nombramiento de capellanes de la capilla de La Inmaculada, situada en la urbanización Camoruco, Avenida Bolívar. También se les nombra párrocos de los pueblos de San Diego, los Guayos y El Roble. Durante quince días se hospedarán en la casa cural de la parroquia La pastora, del P. Villanueva.

 

Al año siguiente, el 16 de julio de 1956 se erige la parroquia de la Purísima Concepción y el Santo Niño de Praga, con sede en la vieja capilla de la Inmaculada de Camoruco. La primera comunidad, formalmente constituida, quedaría compuesta, a partir de los nombramientos de 1956, por los PP. Ángel Rodríguez del Palacio, como superior y párroco, Ambrosio Castresana Oteo, Patricio Palacios Irabien y Marcelino Armendáriz Izcue.

 

Al erigirse la fundación de los Misionero Redentoristas residenciados en Valencia en una Parroquia, el Sr. Obispo exige a los redentoristas, como compensación a la diócesis, el hacerse cargo también de la recién fundadas parroquias del Rosario y San Alfonso de Puerto Cabello, ciudad costeña, cercana a Valencia, importante puerto y guarnición militar. Al mismo tiempo se exige también la atención al pueblo de Morón, centro de refinación de petróleo. Aunque Mons. Adam quiere una nueva fundación redentorista en Morón. Cumplido los tres años de contrato, se entrega definitivamente a la diócesis el 31 de julio de 1959, juntamente con Puerto Cabello. La atención pastoral de los redentoristas a San Diego, Los guayos y El Roble permanecerá hasta el 20 de mayo de 1960.

 

A la comunidad no le convence el lugar y la capilla de Camoruco, es muy pequeña para la labor pastoral desplegada en ella. Se piensa en conseguir un nuevo terreno, que sea propio, donde se pueda construir la iglesia, salón y residencia de la comunidad, con suficiente amplitud. En 1962, se inspeccionan los terrenos en venta, en compañía de Mons. Alí Lebrún y de algunos consultores diocesanos, exigidos por el Sr. Obispo para evitar que la iglesia no se construyera demasiado cerca de la Parroquia de San José. Como representante de la comunidad se encuentra el P. Ángel R. Del Palacio. El 8 de julio, a punto de producirse los nuevos nombramientos, el propietario de un terreno, en el lugar llamado La Ciénaga, junto a la avenida Carabobo y la calle Caribbean, el Sr. José Páez Maya, presenta su proposición de venta. El 27 de noviembre se firmará el documento de compraventa con el superior viceprovincial el P. Guzmán Álvarez.

 

Después de discutir en la comunidad y en el gobierno Viceprovincial de los Misioneros Redentoristas en Venezuela, los planes del anteproyecto de construcción de casa e iglesia, el 31 de julio de 1966, se coloca la primera piedra del templo. El 5 de enero de 1968 se traslada la comunidad a la nueva residencia, construida junto al templo, todavía no terminado en el momento del traslado. La comunidad está constituida por los PP. Sebastián Cubillo, superior y párroco, Emilio Larrrauri, Nicasio Nuin, Nicanor Vadillo, Rafael Mielgo y el H. Pablo Rangel. El 17 de noviembre de este mismo año el obispo de la diócesis, Mons. Ali Lebrún, efectúa la ceremonia de consagración del templo dedicado a La Purísima. El salón parroquial no quedará construido hasta abril de 1978; en la construcción material de este salón intervinieron los miembros de la comunidad, especialmente el H. Pedro y los PP. Agustín Rojo y Antonio Lizarraga, superior y párroco.

 

En el libro de gobierno de la Parroquia, el Padre Sebastián Cubillo Párroco de la Parroquia, nos relata con su puño y letra lo acontecido ese día 17 de noviembre de 1968:

 

Año de 1968

El diecinueve de noviembre, domingo, del año mil novecientos sesenta y ocho el Excelentísimo Sr. Obispo de la Diócesis, Mons. José Ali Lebrún Moratinos consagró, solemnemente, según el ritual, esta iglesia recién construida por los PP. Redentoristas, dedicándola a la Purísima Concepción de la Bienaventurada Virgen María, trasladando oficialmente la sede parroquial del mismo nombre de la Capilla de la Inmaculada en Camoruco Avenida Bolívar N° 122-33, donde había funcionado desde su fundación el 16 de julio del año de mil novecientos cincuenta y seis.

 

Consagró los tres altares colocando en ellos las reliquias en la forma siguiente: En el altar central, el mayor, las de los santos mártires Faustino y Concordio más la de S. Alfonso Ma. De Ligorio Fundador de los PP. Redentoristas; en el del lado norte las de los mismos Stos. Mártires más la de S. Gerardo Mayela Hno. Coadjutor Redentorista y en el del sur los mismos mártires más la de S. Clemente Ma. Hofbauer Redentorista también.

 

Acompañaron al Sr. Obispo como diáconos el M.R.P. Antonio Cerratos, Provincial de los Redentoristas en Venezuela y el R.P. Guzmán Álvarez, párroco anterior de esta y el cual comenzó la construcción de la iglesia; como maestro de ceremonias el Pbro. Lucio Esaa, como ministros menores un grupo de seminaristas dirigidos por el Rector del Seminario Pbro. Alfredo Rodríguez. Un grupo de caballeros de la Parroquia fueron los mantenedores del orden entre la muchedumbre de fieles que siguieron con gran atención todos los detalles de la ceremonia. Asistieron representaciones de las comunidades religiosas masculinas y femeninas, de las autoridades civiles y militares, varios sacerdotes de la ciudad y representaciones de todas las casas de Redentoristas en Venezuela y también de la comunidad de Cúcuta Colombia. El coro de niñas de la Casa Hogar Febres Cordero dirigió los cantos litúrgicos. El Ritual empleado fue el nuevo traducido al castellano por el Párroco y revisado por el Sr. Obispo; multigrafiado se distribuyó entre la gente que pudo seguir mejor la ceremonia. Los quinientos ejemplares no alcanzaron para todos los asistentes.

 

Hecha la consagración del templo el Sr. Obispo celebró la primera misa dirigiendo a la multitud asistente una sentida homilía en la cual ilustró a todos sobre el significado del acto y agradeció a la comunidad de PP. Redentoristas la labor realizada, lo mismo que a los fieles por su concurrencia y colaboración. Exhortó a todos a seguir trabajando en la formación de la Iglesia viva.

 

Terminada la misa en la casa Parroquial se tuvo un brindis que fue ofrecido en sentidas palabras por el Sr. José Domingo Pérez Alemán.

Doy fe.

P. Sebastián Cubillo M. - Párroco C.SS.R.


Párrocos de la Parroquia la Purísima Concepción

Julio de 1956: P. Ángel Rodríguez del Palacio
Julio de 1962: P. Guzmán Álvarez Hurtado
Julio de 1967: P. Sebastián Cubillo Martínez
Junio de 1972: P. Clemente Aparicio González
Mayo de 1975: P. Antonio Lizarraga Señar
Mayo de 1981: P. Benigno Alonso Rodríguez
Abril de 1984: P. Sebastián Cubillo Martínez
Septiembre de 1989: Es nombrado Administrador Parroquial el P. Rafael Mielgo
Junio de 1990: P. Lauro Núñez Huerta
Abril de 1993: P. Jesús Hernando Ibeas
Enero de 1996: P. Ignacio González Álvarez
Marzo de 1999: P. Pedro Carro Vicente
Septiembre de 2005: P. Elías Pascual Ezquerra
Febrero de 2011: P. Gonzalo Becerra Flores

 

Actualmente la comunidad está constituida por:

  • P. Gonzalo Becerra Flores
  • P. Alexander Nieves Méndez

 

Galería Hostórica

clic para descargar



Casa Parroquial por Dentro

 

clic para descargar



Casa Parroquial por Dentro

 

clic para descargar



Casa Parroquial

 

clic para descargar



Templo Parroquial

 

clic para descargar



Construcción Templo Parroquial

 

clic para descargar



Frente del Templo Parroquial

 

clic para descargar



Coro y Puerta Principal del Templo Parroquial

 

clic para descargar



Presbíterio de la Iglesia Parroquial

 

clic para descargar



Vista Aerea del Templo Parroquial

 

clic para descargar



Iglesia de Camoruco, donde comenzó a funcionar la Parroquia durante los años 1956 - 1968